| 

Chile Launches Ambitious Decarbonization Plan ahead of COP25 Presidency

[Vea abajo para leer en español]

In a display of strong climate leadership, Chile announced this week the close of eight coal power plants over the next 5 years. This landmark announcement falls within Chile’s more ambitious plan of completely phasing out coal plants by 2040 and achieving carbon neutrality by 2050.

This ambitious step towards decarbonizing the Chilean coal-dependent economy shows the leadership of Chile as they embrace their role as host of the next UN climate conference in December 2019 (COP25).

The decarbonization of the electric sector by 2040 will put Chile on the path toward achieving their current nationally determined contribution (NDC) under the Paris Agreement and increase its ambition. This is of particular importance in the lead-up to 2020, the deadline for countries to submit new or updated NDCs. In order to meet the long-term temperature objectives set out in the Paris Agreement, each updated NDC is supposed to reflect a progression beyond the current NDC and highest possible ambition. Chile is proving this can be done. Other countries should follow their lead in raising the ambition of domestic policies and measures, which will facilitate commitments to stronger pledges ahead of COP 26.

Coal currently accounts for about 40 percent of electricity generation in the country. The five year schedule will shut down 8 of their 28 coal plants, cutting coal-fired generation by 19%. But the ultimate goal is to completely shut down all the coal power plants by 2040. Plants under the agreement, nonetheless, will not be completely shut down, as some will remain operative under what is called “operative strategic reserve,” meaning that they can be used if they are needed in order to ensure electric system reliability.

The plan is made possible, in part, due to the country’s thriving renewable energy industry and upgrades to transmission infrastructure. Over the years, Chile electricity auctions have made headlines for record low bids from renewable energy developers. In 2015, for example, renewables, predominately solar, beat out fossil fuels for the entire 1,200 gigawatt-hours up for grabs. Additionally, the interconnection of their northern and central grids has allowed greater utilization of their renewable resources in the north. However, to accommodate growth in variable renewable energy (i.e. solar and wind) and facilitate replacement of existing baseload coal generation, the flexibility of the grid must increase.

To fully implement the electricity sector decarbonization plan, the government is actively negotiating with Chilean energy companies to agree on the schedule to phase out each of the remaining coal plants, taking into account the economic, social and environmental impacts of each decision. Further, the decarbonization plan and measures will be reviewed every 5 years to ensure its economic-environmental efficiency.

If by 2040 Chile should see their electric sector decarbonized, the expectation is that Chile will achieve carbon neutrality by 2050. That is, Chile’s remaining emissions will be offset by Chile’s carbon sinks, which will absorb them.

Chile Lanza Ambicioso Plan de Descarbonización con vistas a la Presidencia de la COP25

En una muestra de fuerte liderazgo climático, Chile anunció esta semana el cierre de ocho plantas de generación eléctrica a carbón durante los próximos 5 años. Este histórico anuncio se enmarca en el ambicioso plan de Chile de retirar todas las plantas a carbón para el 2040 y logar convertirse en un país carbono neutral en 2050.

Este ambicioso paso hacia la descarbonización de una economía chilena altamente dependiente del carbón muestra el liderazgo de Chile que comienza a asumir su papel como anfitrión de la próxima conferencia climática de Naciones Unidas de diciembre de 2019 (COP25).

La descarbonización del sector eléctrico para 2040 pondrá a Chile en la senda para lograr su actual contribución nacionalmente determinada (NDC por sus siglas en inglés) bajo el Acuerdo de París y aumentar su ambición. Esto es especialmente importante de cara a 2020, la fecha límite para que los países remitan sus nuevas o actualizadas NDCs. Y es que para logar cumplir con los objetivos a largo plazo recogidos en el Acuerdo de París para limitar el aumento de las temperaturas, se espera que todos las nuevas NDCs revisadas reflejen un progresivo aumento en su ambición actual Chile está probando que esto es posible. Otros países deberían seguir su liderazgo y aumentar la ambición de sus políticas y medidas domésticas, lo que facilitaría compromisos mayores de cara a la COP26.

En la actualidad el carbón representa alrededor del 40 por ciento de la generación eléctrica del país. De acuerdo con el calendario previsto, en cinco años se retirarán 8 de las 28 plantas a carbón, reduciendo la generación eléctrica en base a carbón en un 19%. Pero el objetivo último es retirar todas las plantas a carbón para el 2040. No obstante, de acuerdo con el plan las plantas no serán completamente retiradas, sino que algunas permanecerán operativas bajo lo que se denomina como “reserva estratégica operativa”, lo que significa que esas plantas pueden ser usadas de ser necesario a fin de grantizar la confiabilidad del sistema eléctrico.

En parte, el plan ha sido posible gracias a la próspera industria de energías renovables del país y a las mejoras en la infraestructura de transmisión. Durante años, las subastas de electricidad en Chile han sido primera plana por las históricas bajas ofertas de los desarrolladores de renovables. En 2015, por ejemplo, las renovables (principalmente solar) les ganaron a los combustibles fósiles la totalidad de los 1.200 gigawatt-hora ofertados. Asimismo, la interconexión de las redes eléctricas norte y central han permitido una mayor utilización de los recursos renovables localizados en el norte del país. Sin embargo, se ha de señalar que para acomodar el crecimiento de energía renovable variable (esencialmente solar y eólica) y facilitar el reemplazo de la capacidad de generación base proporcionada por el carbón, la flexibilidad de la red debe aumentar.

Para implementar completamente el plan de descarbonización del sector eléctrico, el gobierno está negociando activamente con las compañías energéticas de Chile para acordar un calendario de retiro de cada una de las plantas a carbón restantes, tomando en consideración el impacto económico, social y ambiental de cada decisión. Es más, el plan y las medidas de descarbonización serán revisados cada 5 años para asegurar su efectividad económico-ambiental.

Mientras que Chile debería ver su sector eléctrico descarbonizado para 2040, también se espera que Chile logre ser carbono neutral en 2050. Esto es, el resto de las emisiones de Chile serían compensadas por los sumideros de carbono del país, los cuales las absorberían.

 

Tags , , , ,

LEAVE A COMMENT